La cautiva de las trenzas de oro. Antonio Torres Román.

Sinopsis:
La triste historia de los malones indígenas que arrasaban la pampa argentina deteniendo el progreso de una nación, padeciendo los viejos criollos al igual que los innumerables emigrantes provenientes en su mayoría de Europa, que sufrían el rapto de sus esposas e hijas de manos del salvaje, para convertirlas en cautivas en el propósito de satisfacer sus placeres.
Estructura :
Este libro está formado por 436 páginas, divididas en:
~ Un prefacio 
~ 42 capítulos 

Dirigido a un público muy limitado. Publico adulto que guste de novela de ficción basada en un momento histórico, más concretamente de la Pampa Argentina, la nefasta época de los temibles malones indios.

Prosa:
En este punto me he encontrado con gran cantidad de fallos que demuestran que la obra no ha sido corregida previamente por un profesional. Los errores gramaticales, ortográficos y los fallos de impresión, sumados a las extensas descripciones hacen que su lectura se haga lenta y pesada.



Personajes:
Aunque los diálogos no abunden, estos son amenos y ágiles, mostrando personajes bien caracterizados en una trama bien hilada.
Con todo esto quiero decir que pese a los errores antes citados, recomiendo su lectura a todo aquel interesado en el tema. Yo he recordado con cierta nostalgia las tardes enteras que pasaba viendo con mi padre películas de indios...
  • Antonio Torres Román tiene 5 obras más publicadas:



 📚😊

You May Also Like

3 comentarios

  1. ¡Hola guapa!
    La verdad es que de primeras el libro no me llamaba la atención así que dudo que lo vaya a leer pero quien sabe si en un futuro me animo a leerlo.
    Besso<3

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! La verdad se ve muy interesante, a mi me resulta muy intrigante siempre novelas de este estilo y también muy tristes. Así que por ahora lo dejo pasar por la enorme lista de pendientes que tengo pero no lo descarto :3 ¡Nos leemos!

    Jazmin - Navegando entre Letras

    ResponderEliminar
  3. Hola
    Creo que con lo que dijiste no me dierón ganas de leerlo

    ResponderEliminar