Entre tonos de gris

by - agosto 16, 2013

 
 
En 1939, la Unión Soviética ocupó los Estados bálticos de Lituania, Letonia y Estonia.
Poco después, el Kremlin estableció listas de personas consideradas antisoviéticas que debían ser asesinadas, encarceladas o deportadas como esclavas a Siberia.
Médicos, abogados, profesores, militares, escritores, empresarios, músicos, artistas e incluso bibliotecarios fueron todos considerados antisoviéticos y se añadieron a esa lista creciente que establecía las víctimas de una exterminación en masa programada.
Las primeras deportaciones se llevaron a cabo el 14 de junio de 1941.
 

 
 
Entre tonos de gris
 
 
Hoy os traigo la primera novela de Ruta Sepetys, un relato que comienza en Junio de 1941, en Kaunas, Lituania.
 
Lina es una niña de 15 años con un gran futuro por delante debido a su gran destreza con el dibujo; ya estaba preparando el ingreso en una escuela de arte cuando la policía secreta soviética la sacó de casa junto a su madre y hermano.
Desde esa noche no volvió a ver a su padre, ella junto a su familia y miles de lituanos más fueron deportados a los campos de trabajo de Siberia.
Durante los meses que duró el tortuoso y horrendo viaje, metidos en vagones para ganado, sin comida y bebiendo en calderos como animales.
Lina busca una esperanza y una escapatoria, dibuja todo lo que ocurre en un pañuelo para que algún día su padre pueda encontrarlo y saber donde buscarles; para que algún día el mundo sepa lo que los soviéticos les hicieron.

¿ Podrá Lina sobrevivir junto con su familia a la vida en los campos de trabajo?

¿Conseguirá encontrar a su padre?

Esta no es una historia de princesas y finales felices, esta es una historia desgarradora , real para los millones de personas que la sufrieron.
Gracias a libros como este y muchos de los que ya hemos oído hablar podemos conocer los testimonios de las victimas, de los verdaderos protagonistas.



                                                     Opinión Personal:
 

Las cartas y los dibujos que tiene ahora entre las manos fueron enterrados el año 1954, después de volver de Siberia con mi hermano, donde estuvimos doce años prisioneros. Había miles como nosotros, casi todos están ya muertos. Los que están vivos no pueden hablar. Aunque no cometimos ningún delito, se nos considera criminales. Incluso ahora, hablar de las atrocidades que sufrimos nos acarrearía la muerte.
Así que depositamos nuestra confianza en usted, la persona que descubra en un futuro esta cápsula de recuerdos.
Le confiamos la verdad, porque lo que hay aquí reunido es exactamente eso: la verdad.
 
 


Una historia que te encoge el corazón, un relato desgarrador y emotivo de una niña de 15 años.

Esta historia se nos hace mas dura y mas descabellada por que la vemos tras los ojos inocentes de una adolescente de 15 años, y sin proponérnoslo estamos siendo otro niñ@ mas, junto a Lina.

Odio, injusticia , amor , compañerismo y humanidad cosas totalmente opuestas unidas en un solo libro...que no solo hará que no dejes de leer si no que no podrás evitar sumergirte de lleno en la historia de Lina . 







 
 
 
Ruta Sepetys, su padre es hijo de un oficial del ejército lituano.

Viajó dos veces a Lituania para recopilar información para este libro y  se entrevistó

con miembros de la familia de su padre, con supervivientes de las deportaciones,

supervivientes de los gulags, psicólogos, historiadores y funcionarios del Estado.

Muchos de los hechos y de las situaciones que describe en la novela fueron experiencias

que estas personas y sus familiares la contaron, experiencias que, según la dijeron,

compartieron también muchos otros deportados en toda Siberia.






Para terminar quería añadir el book tráiler de esta novela, para demostrarles que esta historia merece mucho la pena .

http://www.youtube.com/watch?v=NICCXT-9SzY
 
 

 



You May Also Like

0 comentarios