Tokio Blues. Haruki Marukami


Tokio Blues

Norwegian Wood



Con un fino sentido del humor, Murakami presenta el conmovedor relato de una educación sentimental, y de las pérdidas que implica toda maduración. Toru Watanabe, un ejecutivo de 37 años, escucha una vieja canción de los Beatles mientras aterriza en un aeropuerto europeo, y la música le hace sumergirse en miles de recuerdos, y lo transporta a Tokio a finales de los años 60, su juventud.

Recuerda, con melancolía y dolor , a la inestable y frágil Naoko, la novia de su mejor amigo de la adolescencia, Kizuki.
El suicidio de este les distancia durante un año hasta que se reencuentran en la universidad, donde inician una relación íntima: sin embargo, la frágil salud mental de Naoko se resiente y la internan en un centro de reposo.

Midori, una chica diferente a todas las demás aparece en su vida para ponerlo todo patas arriba, Toru se enamora de ella, sin embargo sus dudas, temores y miedos hacen que la situación para él y para los tres se vuelva insostenible; ninguno parece capaz el delicado equilibrio entre las esperanzas juveniles y la necesidad de encontrar un lugar en el mundo.



          Opinión Personal




Haruki Marukami siempre ha estado entre mi lista de pendientes, y por fin me puse con él, acompañada de mis chicas del club de lectura. Al principio todo parece flojo, lento pero te das cuenta de que no es así, es un libro para saborearlo muy poco a poco, no tiene acción pero tiene tanto sentimiento, tanta tristeza...que me ha sido imposible deshacerme de ese encanto.

Los personajes son muy peculiares, cada uno más que el anterior, peculiares por muchos motivos, aun que hay que contar con la idea de que no comparten ideas, vidas, costumbres, educación ni de lejos parecida a la mía, así que no es muy raro que me choquen tanto. 

La historia de Toru me ha ablandado el corazón en muchas ocasiones, es tanto el sufrimiento que dudo de su cordura al final del libro. El final, ese es el tema más difícil, he leído muchas críticas sobre la decepción sobre el final, pero a  mi me ha parecido perfecto, es cierto que no sabes como termina la historia con seguridad, no sabes si Toru por fin encuentra la felicidad después de tanto sufrir, pero a mi lo que me ha parecido apoteósico es el último párrafo.

Claro que recomendaría este libro, puede o no gustarte, pero si lo hace te atrapará. No quiero despedir esta reseña sin antes dejaros un par de frases de las tantas que tiene este libro, esas frases que se te meten dentro y nunca las olvidas.

"Algún día la muerte nos tomará de la mano. Pero hasta el día que nos atrape nos veremos libres de ella"


" La muerte no existe en contraposición de la vida si no como parte de ella, la muerte estaba presente en el pisapapeles, en las 4 bolas rojas y blancas alineadas sobre la mesa de billar. Y nosotros vivimos respirando la y va adentrándose en nuestros pulmones como un polvo fino"


" Pero, a fin de cuentas, ¿quién puede decir lo que es mejor? No te 
reprimas por nadie y, cuando la felicidad llame a tu puerta, aprovecha la ocasión y sé feliz. Puedo decirte por experiencia que estas oportunidades aparecen dos o tres veces en la vida y, si las dejas escapar, te arrepentirás para siempre. "






You May Also Like

0 comentarios